De la visión a la protagonización: TV a lo largo de los años
Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

De la visión a la protagonización: TV a lo largo de los años2

La televisión ha sido un objeto protagonista en la vida de muchos, pasó de ser una novedad extraordinaria a la niñera de la Generación X, a la bitácora del mundo real de los nativos digitales.

Un artilugio que refleja la grandiosidad de nuestro ingenio y también lo ávidos que estamos de novedad a cada instante, aunque con las décadas nos hicimos más exigentes.

 

Un poco de historia de la televisión

En 1926, el escocés John Logie Baird, por medio de un cable de teléfono, transmite en Londres, en su laboratorio, las primeras imágenes en movimiento gracias al uso de sistemas mecánicos. Un aparato que escanea la imagen, línea por línea, y la reproduce deja a todos los presentes boquiabiertos.

Luego, para 1939, la caja mágica sale a la venta. RCA (NBC) era su principal distribuidor y tener un aparato de estos era sinónimo de poder adquisitivo. No obstante, en la pre y post guerra, los precios debieron bajarse, haciendo que, para 1948, uno de cada diez estadounidenses tuviese acceso a ésta, convirtiéndola, poco a poco, en un bien común.

 

De-la-visión-a-la-protagonización--TV-a-lo-largo-de-los-años5

 

La tecnología usada por la televisión desde su presentación al mundo hasta la primera TV a color fue evolucionando, siendo el resultado de muchos años de experimentación. La televisión a color, al menos hasta los años noventas, consistió en un tubo, utilizándose el sistema PAL (Phase Alternating Line). Este sistema transmite  la información del color a través de 576 líneas efectivas de imagen que se reproducen por vía terrestre gracias a una red de inmensas repetidoras.

La llegada de los plasmas

La televisión pasó de ser un aparato inmenso y engorroso con una tecnología avanzada a ser un aparato plano, casi sin peso, con una tecnología aún más avanzada.

Para la década del noventa una nueva tecnología denominada HD (High Definition o Televisión de alta definición) redefinió la imagen que se transmitía en la TV. Con 1250 líneas y un formato más agradable a la vista.

Para el 2005 el formato más popular en televisión fue el de HD Ready, 720 líneas que lograron que la alta definición llegara realmente a los hogares. Más tarde, el formato full HD de 1080 píxeles se impuso en 2007 en la mayoría de los modelos del mercado.

El 3D se comenzó a popularizar desde el 2009 con o sin lentes especiales, pero en el 2010 sucedió lo que se ya se proyectaba; Smart TV: un salto tecnológico realmente importante pero previsible. Nos olvidamos de conectar la computadora al televisor, aunque no de nuestro Smartphone.

Según cifras de Google sobre el consumo de video, las personas suelen estar mirando televisión mientras ven algún otro contenido en video desde sus celulares inteligentes.

De la visión a la protagonización: TV a lo largo de los años4

¿Lo curvo se queda?

tv-android-tv-network-android

Uno de los últimos cambios de diseños fue el televisor curvo, creado con la intención de sumergirnos aún más en la experiencia de la pantalla, involucrándonos aún más con la historia que se representa frente a nuestros ojos.

Sin duda, aunque la TV siga mejorándose día a día y trayéndonos aparatos sumamente sofisticados, la verdad es que la revolución paralela de los teléfonos móviles y su multifunción por defecto, nos ha llevado a sustituir esos grandes aparatos por la pantalla de nuestro cel.

¿Qué diría John Loig Baird hoy de lo que hoy es nuestra caja mágica? Sin duda mientras más hacia la modernidad nos movemos más vertiginosos fueron los cambios, hasta que la ciencia-ficción de, por ejemplo, Fahrenheit 451 ya no sea suficiente para describir en qué se transformará no solo la TV, sino lo que vemos en ella; y vaya que ha cambiado mucho.

Leer también: Razones por las que no debes tener un televisor 4k; streaming estrategia online

María Fernanda Toro

María Fernanda Toro

Licenciada en Letras, apasionada por la redacción creativa y el Marketing Digital. Convencida de que decirlo no basta, debe ser en el lugar indicado, con las palabras correctas y mucha creatividad.
María Fernanda Toro

Deja un comentario